Aumentativos en español [→Ejemplos de cómo se usan]

Los aumentativos en español, tal como sucede con los otros idiomas, son formas de expresar las palabras de manera que indiquen grandeza o mayor tamaño. Se trata de sufijos que pueden ser usados para denotar imponencia, respetabilidad, aprecio, pero también pueden ser usados despectivamente, según cada contexto. Además, pueden usarse para denotar acciones, como golpes o sorpresas.

Existen diferentes aumentativos en español y su uso depende de la preferencia del hablante. El más utilizado es -ote u -ota, así como -on u –ona

Un hablante nativo, sabrá, sin necesidad de conocer las normas, cómo agregarlos naturalmente o hacer aumentativa prácticamente cualquier palabra de su lengua materna.

Sin embargo, sí existen reglas para su formación, las cuales se deben observar al escribir.

De todas maneras, la forma de usarlos es bastante simple, ya que en general, solo se agregan a la palabra, cambiando una o dos letras finales por el diminutivo a usar. Ahora veremos cuáles son las normas, así como algunos ejemplos sencillos.

Cómo se forman los aumentativos en español

Una forma es reemplazar la última vocal de una palabra por –ote u -ota:

  • Zapato – Zapatote: El payaso usa unos zapatotes.
  • Plato – Platote: Este platote de comida no me lo termino solo.
  • Cabeza – Cabezota: ¡Qué cabezota! Olvidé las llaves.
  • Lata – Latota: Me bebí una latota de jugo en el almuerzo. 

Si la palabra termina en consonante, se puede usar el sufijo -ote o –zote sin quitar ninguna letra:

  • Árbol – Arboloto: Este arbolote de navidad es el que pondremos este año.
  • Papel – Papelote: Qué papelote hiciste ayer en la oficina. 
  • Camión – Camionzote: Mi juguete favorito era un camionzote de bomberos. 

Otra forma es agregar el sufijo –ón, -ona.

  • Hombre – Hombrón: Era un hombrón de más de 2 metros de estatura. 
  • Pared – Paredón: Mandaron al acusado al paredón.
  • Mancha – Manchón: Tienes tu cuaderno lleno de manchones. 

También se puede reemplazar la vocal final por –ezote, -ezota, o agregándolo después de la consonante final.

  • Pez – Pecezote: Miraqué pecezotes hay en este lago.
  • Lluvia – Lluviezota: Qué lluviezota está cayendo. 
  • Serio – Seriezote: Pasó todo seriezote y ni saludó.

Otros aumentativos en español

Existen otros diminutivos que se utilizan en el español con más o menos frecuencia. Su uso depende de la región, así como de preferencias del hablante o de lo que quiere expresar.

Uno muy común es –azo o -aza.

  • Cantante – Cantantazo: Freddie Mercury era un cantantazo.
  • Cómico – Comicazo: Es un comicazo, merece ganarse un Oscar.
  • Descuento – Descuentazo: ¡Grandes descuentazos hoy en toda la mercadería!
  • Bomba – Bombazo: Esta noticia será un bombazo cuando se publique. 

También se pueden unir a otros sufijos para crear nuevos aumentativos o formar otras palabras derivadas. 

  • -acho + -ón: ricachón, bonachón
  • -ete + -ón: guapetón 
  • -arro + -ón: ventarrón, nubarrón

Palabras defectivas

Existen algunas palabras en el español que no tienen aumentativo.

Ejemplos:

  • Edad
  • Apetito
  • Bonito

Entre otras.

Palabras provenientes de aumentativos

Existen algunos aumentativos que se han convertido en palabras por sí mismas, expresando una idea distinta a la palabra original, ya sea porque describen un nuevo objeto o una versión conocida mucho más pequeña.

Ejemplos:

  • Calle: Pista por donde circulan vehículos, el exterior, la intemperie. 
  • Callejón: Pequeña calle o pasaje muy estrecho.
  • Bolso: Cartera de mujer.
  • Bolsón: Mochila
  • Apagar: Atenuar, dejar de brillar, dejar de funcionar
  • Apagón: Corte de energía eléctrica
  • Boca: Órgano por el cual se degluten los alimentos
  • Bocón: Hablador, delator
  • Taza: Recipiente con oreja en el que se beben líquidos
  • Tazón: Recipiente ancho y semiesférico sin orejas o con orejas simétricas en el que se colocan bebidas o alimentos. 
  • Pila: 1. Construcción o pieza cóncava y profunda elaborada en cemento, piedra u otros, donde cae o se vierte el agua para usos varios. 2. Batería. 3. Montón. 
  • Pilón: 1. Receptáculo de piedra que sirve como abrevadero, lavadero u otros. 2. Mortero de madera o de metal, para majar granos.

Ahora ya sabes cómo formar los aumentativos en español. Como ves las normas son muy fáciles y simples. Comparte este post con tus amigos en redes sociales y consulta cuál es el significado de más palabras de la lengua española en www.describelo.com.

Síguenos en www.facebook.com/describelo, donde puedes dejar tus comentarios o sugerencias por inbox.

 

Categorizado en:

Artículos relacionados

Necesidad o nececidad Una duda muy consultada es si se escribe necesidad o nececidad. O también nesecidad y nesesidad. La forma correcta de escribirlo es necesidad, prim...
A, ha, ah – Diferencia Las palabras a, ha, ah suenan exactamente igual en español, pero como se escribe diferente cada una, significan cosas diferentes entre sí. A es una pr...
Hecho o echo. Hecha, echa, hechas, echas Las palabras echo y hecho pueden prestarse a confusión dentro del idioma, porque suenan igual. Es decir que son palabras homófonas. Incluso hay his...
Sobre todo o sobretodo. Cómo se escribe Una duda frecuente que puede surgir en el idioma español es si se escribe sobre todo o sobretodo. Cuál de las dos formas es correcta o cuándo se debe ...
El calor o la calor ❗ ¿Cómo se dice? Algunos términos en español suelen generar dudas sobre su género y el artículo que los acompaña, como en el caso de el calor o la calor. La forma corr...